Recluso gay musculoso obliga a su compañero twink a una mamada en la ducha

En este video porno gay vemos a dos reclusos teniendo sexo en las duchas de la carcel. Son escoltados por el guardia pero cuando se quedan solos el musculitos aprovecha su superioridad fisica para obligar a su compañero a hacerle una mamada. Se va a su ducha y lo fuerza a agacharse y empezar a comerle la polla, y es que este joven musculoso ademas de fuerte tiene una gran polla vigorosa y muy tiesa. Su compañero no parece por la labor de hacerle la mamada pero sucumbe ante su fuerza y termina dejandose llevar, mamandole la verga una y otra vez y recibiendo golpes y vejaciones por parte de su dominante compañero.

Video porno subido el in Musculados, Pollas grandes, Sexo oral